Con la llegada del trabajo remoto, que parecía temporal, y el más permanente trabajo flexible, los modelos laborales están cambiando en Chile y el mundo. Además de eso, no podemos negar que las nuevas tecnologías y la automación van a perfilar la forma de trabajar en las próximas décadas. En este contexto son las mujeres que lideran empresas o equipos de trabajo quienes pueden tomar decisiones claves para crear un ambiente más igualitario en el sistema de trabajo.

Los cambios que se hagan en este momento en el modelo actual en Chile van a definir el futuro de toda la fuerza laboral.

Durante la cuarentena han sido principalmente ellas quienes han mejorado los estándares de cuidado de empleados en las empresas, ofreciendo el apoyo necesario para los equipos remotos en un momento sanitario muy complejo para el mundo entero, es porque la cercanía natural que las mujeres crean con sus equipos les permite entender mejor sus necesidades. Esto a su vez aumenta la productividad y el compromiso de los profesionales con las empresas. Para esto hay que entender que no se puede aplicar la misma solución para todos es fundamental. La palabra clave para este tipo de liderazgo es adaptabilidad.
Otra cosa que las mujeres entienden mejor que nadie, mucho antes de la llegada del COVID-19, es la importancia de conseguir ese equilibrio entre vida familiar y vida profesional. Una de las cosas buenas de la pandemia es que nos ha permitido sincerar esa necesidad y ya hay más consciencia de lo importante que es cuidarse para tener éxito profesional, sin poner tanta presión en una misma a ser perfecta en todo. No es obligatorio trabajar 24 horas al día. Esto ayuda mucho para manejar equipos remotos o híbridos. La palabra clave para este tipo de liderazgo es empatía.

Las mujeres líderes tienen un papel clave para garantizar un escenario más equitativo para las profesionales del país en las próximas décadas.

La importancia de compartir las responsabilidades en la casa es fundamental para tener éxito en el trabajo. Por eso las líderes de empresas saben que los hombres tienen que hacer su parte con la familia para que todos avancemos igualitariamente en la sociedad y no retrocedamos a los papeles convencionales en donde, él sale a trabajar mientras ella se queda en casa con responsabilidades no remuneradas. No depende todo de la mujer o de la mamá. Las responsabilidades son compartidas y podemos definir límites de la cantidad de horas que dedicamos a nuestro trabajo y a nuestros hijos, porque también hay que cuidarse a sí misma y así evitar el burnout de las mujeres profesionales. La palabra clave para este tipo de liderazgo es corresponsabilidad.
Las empresas tienen que empoderar a la próxima generación de mujeres para contrarrestar la actual desigualdad que hay en la estructura organizacional de la mayoría de las empresas de Chile, en especial en los cargos más altos. Para eso se necesita una actitud proactiva. Los programas de tutores y mentores mujeres han demostrado ser muy efectivos para llevar a las profesionales a subir hasta la cima de la pirámide organizacional de las compañías. La palabra clave de este tipo de liderazgo es visionario.
 

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización? 


 
 

FUENTES: https://www.hrdconnect.com/2021/06/16/future-of-work-how-female-leaders-are-transforming-the-workplace/

https://www.mckinsey.com/featured-insights/gender-equality/the-future-of-women-at-work-transitions-in-the-age-of-automation

Agregar un comentario