Los hombres también necesitan apoyo emocional extra

Muchos estudios han mostrado que los hombres tienden a tener redes de apoyo menores que las de las mujeres. Para muchos su red se resume a sus colegas y su pareja. Y si tenemos en cuenta que la pandemia ha prácticamente eliminado las interacciones cotidianas presenciales de la oficina y que sus parejas están sobrecargadas con otras responsabilidades impuestas por la cuarentena, muchos se han quedado sin nadie a quien recurrir para lidiar con el aumento de estrés y el agotamiento.

Fortaleciendo lazos entre padre e hijo, hija

Los efectos positivos que estas interacciones pueden tener en la formación de los niños valen la pena para reconsiderar las políticas públicas y privadas sobre la flexibilización del trabajo no sólo para las mamás, como ha sido tradicionalmente, sino también para los papás que quieran pasar más tiempo en casa con sus hijos, ayudando también, en consecuencia, a nivelar la desigualdad de género en el mundo laboral.